Efe | Zaragoza

La policía investiga en el convento de monjas de clausura Santa Lucía de Zaragoza el presunto robo de un millón y medio de euros, que la comunidad cisterciense guardaba en efectivo en el cenobio, situado en el barrio de Casablanca de la capital aragonesa.

(Por lo visto las monjas ahorraban para darles el dinero a los pobres en épocas de crisis y necesidad…¡¡anda!!…¡¡si estamos en una época de esas!!)

Fuentes policiales han indicado que la investigación se abrió la pasada semana después de que las propias monjas denunciaran el día 28 de febrero la desaparición del dinero, en su mayor parte billetes de 500 euros.

(Se ve que es la mejor forma de guardar el dinero, en billetes de 500, a la hora de repartirlos es más cómodo, hicieron bien en denunciarlo, no vayan a quedarse los pobres sin él)

Según revela hoy El Periódico de Aragón, la policía y el juzgado de instrucción número 9 de Zaragoza, que se ha hecho cargo del caso, indagan, además de la desaparición, el origen del dinero que, según han dicho las monjas a los agentes, guardaban en bolsas de plástico dentro de un armario.

(En bolsas de plástico, mejor que mejor, no vaya a pensarse alguien al ver todo ese dinero en una caja fuerte que era dinero negro, y en el banco como que no, para los intereses que dan)

Fuentes cercanas al arzobispado de Zaragoza reconocen que el desconcierto es total en los ámbitos eclesiásticos de la ciudad: “Son religiosas que viven austeramente, sin ningún dispendio ni excesos”, confirma un sacerdote.

(¿No como vosotros?)

“Qué sentido tiene guardar esa cantidad de dinero es algo que nadie llega a entender. Si les asesoró alguien, lo hizo de forma patética”, añade.

(También es cierto, ¡¡con el montón de asesores económicos que tiene el arzobispado!!)

Las mismas fuentes insisten en que hoy todo son rumores: “Que si dinero negro para pagar los cuadros de una reconocida monja pintora que vive en el convento, que si donaciones en dinero de ‘caja B’… Todo son especulaciones.

(En eso estoy de acuerdo, ¿quien no guarda todos los ahorros de su vida en billetes de 500 en bolsas de plástico?, es la mejor forma de que hacienda no se lleve un pellizco de sus ahorritos, aunque luego la iglesia reciba un 0,7% de esos ingresos de la hacienda pública)

Más allá del robo, creo que ni ellas mismas valoraban la imprudencia de guardar esa cantidad en el convento ni el mal que produce a la imagen de la Iglesia que esto se haya descubierto de esta manera”, explican. “Poca sensatez, eso como mínimo es lo que han tenido”, concluyen.

(Caso zanjado, como con los curas pederastas, ni se les expulsa ni se les aparta, está la iglesia como para ir despidiendo personal con lo malita que está la cosa en cuestión de fe)

Las monjas han declarado que una de las puertas de acceso a uno de los edificios del convento había sido forzada, aunque se desconoce si fue una o varias las personas que pudieron actuar en el asalto al monasterio.

(Se podían haber pagado un sistema de alarmas con un algo de los ahorros)

En esta comunidad religiosa, conocida por su dedicación, entre otras tareas, a la restauración de viejos libros y pergaminos, vive Isabel Guerra, “la monja pintora”, cuyas obras tienen una gran demanda y altos precios, recuerda el periódico.

(Que casualidad lo de la monja pintora, no he visto ninguno de sus cuadros en alguna de las subastas para la beneficencia de Cáritas, ¡¡que despiste el suyo!!, de todos modos podemos verla en esta fotografía dando clases de Bodegón a algunas de sus compañeras, el muchacho se llama Eduardo, lo del bodegón es otra cosa).

Monjas Pintoras


PD: ¿Para que quieren las monjas de un convento tener 1.500.000 € (,2,089,318.93 $) para su jubilación?…¡¡anda!!, que tonto estoy, si las monjas no se jubilan, ¿no?.

Anuncios