Esta frase de Sartre refleja en toda su extensión todo lo contrario de lo que yo he hecho durante mi vida, me he considerado esclavo, acusando de la responsabilidad a otros y he llenado de excusas mi existencia.

El 1-1-2011, decidí dar un giro a mi vida, de 180 grados, optando por hacerme dueño de mi propia vida, tomando mis decisiones sin importarme la opinión de los demás, en resumen, afrontando las consecuencias de mis auténticos y verdaderos deseos. Deseos que no todo el mundo va a entender ni a comprender, pero que no pretendo que lo hagan, mi vida es mía al igual que las suyas son de ellos, eso no me da la razón aunque tampoco me la quita, simplemente pretendo vivir mi vida y mostrarla tal como es, en toda su magnificencia o decrepitud. Mi opinión estará fundamentada en argumentos de peso o en simple intuiciones sin criterio, podré parecer un libertino peligroso en unos casos y en otros un retrógrado tradicionalista, comunista o liberal, católico o ateo, machista o feminista, pero mostraré mi auténtica esencia guste o disguste, se me odie o ame, lo cual me es indiferente ya que me basta con aprender a amarme a mi mismo, ya que no puedo buscar el amor de nadie si no me amo.

Anuncios